Emergencias: 911
Niños y niñas: 1147
Adolescente madre: 800-226-2626
WhatsApp: 8989-1147

Ley Contra El Castigo FÍSico Y Trato Humillante Reconoce Derechos De MÁS De Un MillÓN Y Medio De Personas Menores De Edad

Museo de los Niños, viernes 1º de agosto. Enseñar a los padres, madres y encargados de los niños y niñas a educar con amor, disciplina y ejemplo y no con castigo corporal, es el reto y el trabajo que asume desde hoy el Estado costarricense, al firmar la Presidenta de la República en Ejercicio, Laura Chinchilla Miranda, la “Ley Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes a la Disciplina sin Castigo Físico ni Trato Humillante”.

“Corregir con amor es un acto supremo. Es seguir el ejemplo de Cristo con sus discípulos. Quien corrige con violencia cosecha violencia, y un niño agredido en su hogar saldrá a empuñar un arma en su barrio, en lugar de recibir un diploma en un colegio. Si en cambio corregimos con amor, restamos jóvenes en los callejones y los sumamos en las universidades y empresas. Porque un niño sin golpes es un niño con oportunidades, y porque un joven sin humillaciones es un joven con metas y sueños propios. Porque una Costa Rica con menos dolor y violencia, será sin lugar a dudas una Costa Rica mejor”, aseguró la Presidenta de la República en ejercicio, Laura Chinchilla Miranda.

Con esto las autoridades correspondientes reafirman la necesidad de crear una sociedad sin violencia la cual hasta ahora iniciaba desde los hogares por medio del castigo físico.

“Es claro que existe resistencia para analizar estos temas porque, inevitablemente, remiten a las vivencias propias como hijos, como padres y como abuelos. Se moviliza lo inconsciente y, en consecuencia, se hace difícil abordar el tema sin involucrar nuestra propia historia. Pero lo cierto es que la familia debe fortalecer su tarea de crianza de los niños y niñas mediante tres pilares: el amor, el ejemplo y la disciplina”, afirmó el jerarca del PANI, Mario Víquez.

El proyecto que se empleará a partir de su publicación en el diario oficial La Gaceta, modifica el articulo 143 del Código de Familia y establece que la autoridad parental confiere los derechos de orientar, educar, cuidar, vigilar y disciplinar a los hijos e hijas, lo cual en ningún caso autoriza el uso del castigo corporal y cualquier otra forma de trato humillante contra las personas menores de edad.

“Esta modificación a la ley solventa un vacío existente en el marco legal costarricense relacionado con la protección de los derechos de las personas menores de edad señalado por diversas instancias internacionales como el Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas”, expresó Milena Grillo, Directora Ejecutiva de la Fundación Paniamor.

Con dicha ley, el Patronato Nacional de la Infancia velará por que las instancias del Sistema Nacional de protección Integral incorporen los nuevos estatutos dentro de sus planes institucionales, asimismo el PANI realizará campañas de concientización dirigidas a los padres de familia, un ejemplo de estas es la aplicada actualmente “Eduquemos con amor”, así como capacitación y centros de atención y consultas vía telefónica a nivel nacional.

“El país debe abocarse a promover nuevas formas de educación sin violencia, enseñando a los padres de familia mecanismos novedosos de aprendizaje orientados al establecimiento de límites para sus hijos, pero para nada se puede justificar los golpes contra los niños y niñas, que son una violación a sus derechos a la integridad, la dignidad y a la vida”, dijo hoy la Defensora de los Habitantes, Lisbeth Quesada Tristán.

Costa Rica se convierte en el tercer país de América Latina en firmar esta ley y fue junto a Brasil uno de los pioneros en plantear el proyecto que se une a un movimiento mundial de no golpear a los infantes.

La ley se une a un convenio firmado este mismo día entre el PANI y PANIAMOR, esto con el objetivo de establecer procesos de cooperación y coordinación entre las partes, un ejemplo de esto es que desde el año 2003 la Fundación Paniamor, con el apoyo financiero de Save the Children Suecia, ejecuta en todo el país la Campaña Educa sin Pegar.

Educa sin Pegar busca la reeducación de padres, madres, niños y niñas, en un paradigma de relaciones diferentes, donde el uso del castigo corporal como herramienta de crianza no tiene espacio y se incorporan nuevas formas basadas en el diálogo, el modelaje y la orientación. En cinco años la Campaña ha beneficiado una población de 87.686 personas y ha contado con el compromiso de diferentes sectores como salud, educación, el Patronato Nacional de la Infancia, organizaciones no gubernamentales, grupos religiosos, entre otros.

En Costa Rica, el 65.3% de los adultos pega, patea y pellizca a los niños y niñas, el 74.2% de la población grita y maltrata verbalmente, esto según IDESPO 2003, asimismo, de las personas que castigan físicamente 34.6% lo hacen una vez por semana, un 10.2% lo hace todos los días y un 6.2% lo hace a cada rato.

Este proyecto de ley entró a la Asamblea Legislativa desde hace 5 años, es hasta ahora cuando se aprueba, tras una lucha constante por parte de instituciones como el PANI, PANIAMOR y la Defensoría de los Habitantes a partir de esta firma se fija la mirada en los derechos de la niñez y su oportunidad para crecer sin miedo al castigo, fomentando en ellos el amor y respeto como base de su educación familiar.

Scroll Up Ir al contenido